Las 24 horas del día sirviendo a la comunidad

El sol: aliado y enemigo

La seguridad a la hora de disfrutar del sol debe estar siempre presente, por lo que es importante proteger la piel contra los daños que causa durante todo el año, independientemente de la estación, aunque es conveniente reforzar los cuidados en el verano.

La exposición al sol es beneficiosa para la salud, con  moderación y seguridad,  tomar sol ofrece una serie de efectos saludables a menudo ignorados. Sin embargo, es necesario tener en cuenta los riesgos que supone una exposición inadecuada.

Entre los beneficios que aportan los rayos del sol, vale destacar que los mismos se encargan de activar la vitamina D, la cual es fundamental para la mineralización de los huesos y de los dientes. La exposición al sol también aumenta el número de glóbulos blancos, lo que favorece las defensas del organismo.

El sol además, beneficia la vida sexual, ya que sus rayos incrementan ligeramente los niveles de testosterona, que en hombres y mujeres es la hormona del deseo; y promueve la síntesis de la serotonina, una sustancia relacionada con el bienestar, que también ayuda a regular el sueño y  la conducta sexual.

Sin embargo, la exposición prolongada sin protección y en horarios inadecuados puede causar quemaduras solares, envejecimiento de la piel (como manchas cutáneas, arrugas o “piel cuarteada”), daño ocular y aumenta el riesgo de contraer cáncer o sufrir un envejecimiento prematuro de la piel. Este riesgo existe para personas con cualquier tono de piel. Para reducir el riesgo, es necesario:

-Limitar el tiempo  bajo el sol, especialmente entre las 10 a.m. y las 2 p.m., que es cuando los rayos del sol son más intensos.

-Vestir ropa que cubra la piel expuesta al sol, como camisas de manga larga, pantalones, anteojos de sol y sombreros de ala ancha.

-Usar protectores solares de amplio espectro con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o más con asiduidad y de acuerdo con las instrucciones. Aplicarlo abundante a toda la piel descubierta, especialmente en la zona de la nariz, las orejas, el cuello, las manos, los pies y los labios (pero evitar que se introduzca en la boca y los ojos). Volver a aplicarlo cada dos horas y con más frecuencia si se nada o  se suda. (Es importante leer la etiqueta del protector solar específico que se utilice. Los adultos y los niños necesitan al menos 30 ml de protector solar, para cubrir uniformemente el cuerpo).

Centro Médico San Lucas

Los comentarios están cerrados.

  • Centro Médico San Lucas

    Urquiza 513
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Teléfono:
    (03446) 430500

  • AMP

    25 de Mayo 528
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Emergencias:
    (03446) 433133

  • Mapa