Las 24 horas del día sirviendo a la comunidad

Día mundial de la Hepatitis

El 28 de julio se celebra el Día Mundial de la Hepatitis, la Organización Mundial de la Salud expresa que es un día donde: «se destina a proporcionar una oportunidad para la educación y una mayor comprensión de las hepatitis virales como un problema mundial de salud pública, y para estimular el fortalecimiento de las medidas de prevención y control de dicha enfermedad en todos los países el mundo» y agrega que es necesario este día ya que: «la hepatitis es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes, y de consecuencias graves a la salud en el mundo, pero mucha gente – incluyendo los tomadores de decisiones y promotores de políticas de salud – carece de conocimiento o están muy poco informados del impacto negativo de este problema de salud mundial.»

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es una inflamación del hígado, causada comúnmente por una infección viral. Hay cinco virus principales de la hepatitis, denominados como tipos A, B, C, D y E. Estos cinco tipos son de gran preocupación debido a las enfermedades y muertes que causan, y a la posibilidad de brotes y potencial de propagación epidémica. En particular, los tipos B y C conducen a la enfermedad crónica en cientos de millones de personas y, en conjunto, son la causa más común de cirrosis hepática y cáncer. Las hepatitis A y E suelen estar causadas por la ingestión de alimentos o agua contaminada. Las hepatitis B, C y D por lo general se producen como resultado del contacto parenteral con fluidos corporales infectados. Los modos de transmisión de estos virus incluyen la recepción de productos contaminados con sangre o hemoderivados, procedimientos médicos invasivos con equipos contaminados; además, la transmisión de la hepatitis B ocurre de la madre al recién nacido durante el parto, de un miembro de la familia al infante, y también por contacto sexual.

La infección aguda puede presentarse con síntomas limitados o sin síntomas, o puede incluir síntomas como ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga extrema, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

¿Cuáles son los diferentes virus de la hepatitis?

Los científicos han identificado cinco virus únicos de la hepatitis, identificados con las letras A, B, C, D y E. En tanto que todos los virus resultan en enfermedades hepáticas, ellos varían clínicamente de manera importante.

Virus de Hepatitis A (VHA) está presente en las heces de personas infectadas y casi siempre se transmite a través del consumo de agua o alimentos contaminados. Ciertas prácticas sexuales también pueden propagar el VHA. Las infecciones, en muchos casos son leves, y la mayoría de la gente tiene una recuperación completa y permanece inmune a otras futuras infecciones causadas por el VHA. Sin embargo, las infecciones por el VHA también pueden ser graves y potencialmente mortales. La mayoría de las personas en distintas zonas del mundo, donde las condiciones sanitarias son deficientes, han sido infectadas con este virus. Vacunas seguras y eficaces están disponibles para prevenir el VHA.

Virus de Hepatitis B (VHB) se transmite a través de la exposición a sangre infectada, semen y otros fluidos corporales. El VHB puede ser transmitido de madres infectadas a los recién nacidos en el momento del nacimiento o de un miembro de la familia a los menores durante su infancia. La transmisión también puede ocurrir a través de transfusiones sanguíneas y productos contaminados con hepatitis B, las inyecciones contaminadas durante los procedimientos médicos, y mediante el uso de drogas inyectables. El VHB también representa un riesgo para los trabajadores de la salud que sufren lesiones por pinchazos accidentales, mientras cuidan de los pacientes infectados por el VHB. Una vacuna segura y efectiva para prevenir el VHB está disponible.

Virus de Hepatitis C (VHC) es mayormente también transmitida a través de la exposición a la sangre infectada. Esto puede ocurrir a través de transfusiones sanguíneas y productos contaminados con el VHC, las inyecciones contaminadas durante los procedimientos médicos, y mediante el uso de drogas inyectables. La transmisión sexual es posible, pero es mucho menos común. No hay vacuna contra el VHC.

Virus de Hepatitis D (HDV), las infecciones ocurren sólo en aquellos que están infectados con el virus de la hepatitis B (VHB). La doble infección de VHD y el VHB puede resultar en una enfermedad más grave y con un peor resultado. Vacunas seguras y eficaces contra la hepatitis B proporcionan protección contra la infección por HDV.

Virus de Hepatitis E (VHE), al igual que el virus de la hepatitis A (VHA), se transmite a través del consumo de agua o alimentos contaminados. VHE es una causa frecuente de brotes de hepatitis en las regiones y países en desarrollo y es reconocida como una causa importante de enfermedades en los países desarrollados. Vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por VHE se han desarrollado, pero no están ampliamente disponibles.

El diagnóstico prematuro ofrece la mejor oportunidad para el apoyo médico eficaz. También permite que las personas infectadas tomen medidas para prevenir la transmisión de la enfermedad a otras personas, por ejemplo mediante la adopción de prácticas sexuales seguras. Permite las precauciones de estilo de vida que deben adoptarse para proteger el hígado de un daño adicional, específicamente, con la eliminación del alcohol y ciertas drogas que son tóxicas para el hígado.

¿Cómo se puede prevenir la hepatitis viral?

-Las vacunas seguras y eficaces están ampliamente disponibles para la prevención del VHA y VHB.

-El tamizaje de la sangre utilizada para transfusiones puede prevenir la transmisión del VHB y el VHC. El equipo de inyección esterilizado protege contra la transmisión del VHB y el VHC.

-Prácticas sexuales más seguras, reduciendo al mínimo el número de parejas y el uso de barrera (condón) con medidas de protección ha demostrado que protege contra la transmisión del VHB y el VHC.

-La reducción del daño para los usuarios de drogas inyectables previene la transmisión del VHB y el VHC.

-Alimentos y agua segura proporcionan la mejor protección contra el VHA y el VHE.

¿Cómo se trata la hepatitis viral?

Los agentes antivirales activos contra el VHB existen. Tratamiento de la infección por el VHB ha demostrado reducir el riesgo de cáncer de hígado y la muerte. Se estima que el 20-30% de las personas con infección por el VHB podrían beneficiarse del tratamiento. Sin embargo, los fármacos activos contra el VHB no están disponibles o no son muy utilizados en las personas infectadas con el VHB. En la actualidad, las recomendaciones de agentes antivirales que se usan para el tratamiento del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no suprimen adecuadamente el VHB, que es de gran preocupación para el 10% de las personas infectadas por el VIH en África que están co-infectados con VHB. El VHC es generalmente considerado como una enfermedad curable, pero para muchas personas esto no es una realidad. Los avances científicos e investigación y desarrollos intensos han dado lugar al desarrollo de muchos de los nuevos fármacos orales y antivirales para la infección por el VHC. Un gran número de medicamentos por vía oral para el VHC están en la etapa tardía del desarrollo, y algunos se han registrado recientemente. Estos son más eficaces y mejor tolerados. Todavía queda mucho por hacer para asegurar que estos nuevos avances en el tratamiento lleguen a un mayor acceso y respuesta al tratamiento en las áreas de recursos limitados del mundo.

Los comentarios están cerrados.

  • Centro Médico San Lucas

    Urquiza 513
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Teléfono:
    (03446) 430500

  • AMP

    25 de Mayo 528
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Emergencias:
    (03446) 433133

  • Mapa