Las 24 horas del día sirviendo a la comunidad

Infección por VIH. Una mirada desde la Infectología

En Argentina tres de cada diez diagnósticos de VIH se consideran tardíos, es decir que se realizan en una etapa avanzada de la infección cuando el virus ya ha debilitado las defensas del cuerpo. Por ello resulta importante visibilizar esta situación y hacer especial hincapié en cómo un diagnóstico oportuno contribuye a que las personas puedan seguir manteniendo su calidad de vida. Entrevistamos al Dr. Ignacio Bourlot Médico Especialista en Infectología del Centro Médico San Lucas.


-¿Cuál es el rol del Infectólogo ante la confirmación de infección por VIH?

Es muy importante tomarse el tiempo necesario para transmitir la información al paciente en cuanto al estado actual de lo que significa vivir con VIH, la necesidad de tratamiento, controles, etc. Tranquilizar al paciente y dar información veraz en cuanto a la posibilidad de continuar con una vida tal como la tenía planeada, continuar con sus proyectos y visión de futuro sin que vivir con VIH le represente un obstáculo. Es importante completar una serie de estudios médicos que nos dan información adicional del estado de salud del individuo e iniciar una terapéutica temprana y apropiada, con el menor número de comprimidos posibles, buen perfil de seguridad (escasos o nulos efectos adversos) y baja potencialidad de interacción con otros medicamentos. Además de confeccionar una historia clínica acabada del paciente. Pero en especial, asesorar y acompañar, con todo lo que eso implica.

-¿Cómo ha ido cambiando históricamente la concepción acerca de esta patología y cómo se la concibe en la actualidad?

En el imaginario popular todavía se asocia al VIH como una enfermedad mortal, en la actualidad se puede concebir a la infección por VIH como una enfermedad crónica, es decir con la que un individuo puede convivir y controlar por el resto de su vida, incluso con una expectativa de vida tan alta como la de la población general. Pero, lógicamente, con un plan de seguimiento médico y controles a largo plazo, sumando otros hábitos de vida saludables y un plan de tratamiento adecuado.

-¿Cómo es el tratamiento de la infección?

El tratamiento actual es una terapéutica basada en comprimidos, es decir pastillas. En la actualidad contamos con tratamientos de bajo número de comprimidos y una sola toma al día, incluso un solo comprimido diario. Y en un futuro no muy lejano se podrán ofrecer tratamientos inyectables cada uno o dos meses. Suele ser una combinación de tres drogas distintas, con buen perfil de seguridad de uso a largo plazo, escasos efectos adversos y para toda la vida del paciente. No pueden suspenderse, requieren de un gran compromiso del individuo en la administración, a esto le llamamos adherencia y es clave en la buena evolución de la vida del paciente.

-¿Qué significa tener sida?

“VIH no es sinónimo de SIDA”

Un individuo puede vivir largos periodos de tiempo siendo portador del virus del VIH, incluso muchos años, sintiéndose completamente sano. Es lo que llamamos estado de portador o individuo que vive con VIH. No está enfermo, al contrario, está completamente sano y puede desarrollar todas sus actividades. Es la etapa en la que pretendemos hacer el diagnóstico, el momento ideal, por eso hay que animarse a hacer la prueba o test de VIH cuando uno se siente bien, no esperar a sentirse enfermo.

Cuando esa infección avanza, nuestras defensas pueden comenzar a debilitarse y llegar a un punto en que facilitan la aparición de otras enfermedades infecciosas o nuestro cuerpo empezar a sufrir cambios como pérdida de peso, diarrea, infecciones recurrentes por ej neumonía) hongos en la piel, uñas o boca, etc. Esas otras enfermedades infecciosas que se aprovechan de nuestras débiles defensas se llaman “infecciones oportunistas”, en este escenario o cuando nuestras defensas han bajado mucho hablamos de SIDA. Es el estado avanzado de una infección por VIH no detectada a tiempo y podemos evitarlo.

-¿Transmisión no es sinónimo de contagio?

Exacto, un virus como el del VIH requiere de ciertas prácticas específicas para que se suceda la transmisión y en las que en general debe haber un “vehiculo” que los transporte, como pueden ser la sangre o las secreciones genitales. Y en el caso del VIH están muy claramente reconocidas. El contagio de una enfermedad puede sucederse a través del aire y este no es el caso del VIH.

-¿Por qué eligió esta especialidad? Cuál es la importancia de la misma en la medicina?

El escenario de mi especialidad es un escenario completamente dinámico, sujeto a cambios permanentes y eso la hace apasionante, la posibilidad de emergencia de nuevas enfermedades, nuevos patógenos, patógenos resistentes a los tratamiento actuales, la potencialidad de controlar enfermedades con vacunas o nuevas modalidades terapéuticas hace del escenario infectológico una caja de sorpresas que cambian la vida no solo de individuos sino de poblaciones enteras. Otra peculiaridad es la permanente interacción que requiere con el resto de las especialidades médicas y el equipo de salud en general.

La complejidad que han adquirido los procesos médicos en la actualidad y la potencialidad de desarrollar complicaciones infecciosas en los pacientes hace que esta especialidad sea necesaria para optimizar el manejo. Es difícil concebir en la actualidad que una terapia intensiva o una clínica de mediana complejidad no cuente con médicos infectólogos pues el potencial de intervención desde la especialidad en amplio y puede mejorar la calidad de atención de los pacientes, así como optimizar el uso de los recursos terapéuticos del lugar. Lo que sucede es que somos pocos los profesionales especializados en la región y cuesta que los especialistas vuelvan al interior del país. Por suerte, en los últimos meses se ha sumado una nueva médica infectóloga a la ciudad y eso nos da mayor impulso como especialistas.


Centro Médico San Lucas

Los comentarios están cerrados.

  • Centro Médico San Lucas

    Urquiza 513
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Teléfono:
    (03446) 430500

  • AMP

    25 de Mayo 528
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Emergencias:
    (03446) 433133

  • Mapa