Las 24 horas del día sirviendo a la comunidad

Cáncer de OVARIO: un enemigo silencioso

El cáncer de ovario, a diferencia del cáncer de cuello de útero y el cáncer de mama, con frecuencia se detecta en un estadio tardío, cuando este ya se ha expandido a la pelvis y el abdomen, ya que no existen pruebas para su diagnóstico precoz. El conocimiento sobre este tipo de cáncer, estar alertas a algunas señales y la consulta periódica al ginecólogo son las mejores herramientas de prevención.

El cáncer de ovario en estadio temprano rara vez causa síntomas. Comienza a emitir señales en estadios avanzados de la enfermedad. El cáncer de ovario en estadio avanzado puede causar algunos síntomas no específicos que se suelen confundir con afecciones benignas más frecuentes tales como: dolor abdominal o pélvico; sangrado Vaginal; constipación; distensión abdominal; diarrea; fatiga; necesidad de orinar con frecuencia.

En la cavidad abdominal el tumor puede crecer y diseminarse de manera silente, de manera que cuando causa síntomas ya suele estar diseminado. Incluso los primeros síntomas en las etapas avanzadas son habitualmente bastante vagos en forma de molestias inespecíficas abdominales, por lo que es frecuente que sean ignorados o confundidos con procesos benignos como dispepsia o «gases».

El cáncer de ovario es por tanto difícil de diagnosticar precozmente, y esta es la principal causa de su elevada mortalidad. Las mujeres deben estar alertas a las sintomatologías anteriormente descriptas.

La causa del cáncer de ovario continúa sin conocerse. El cáncer de ovario, como otros tumores malignos, se produce como consecuencia de una acumulación de alteraciones genéticas que causa un crecimiento y proliferación incontrolada de las células epiteliales, pero continúan sin conocerse el mecanismo o mecanismos que inducen dichas alteraciones.

En el tratamiento del cáncer de ovario participa un equipo de especialistas formado principalmente por ginecólogos-cirujanos y oncólogos médicos y en general consiste en la combinación de cirugía con la extirpación quirúrgica de todo el tumor existente visible, seguido de quimioterapia. El tratamiento de una paciente determinada depende de varios factores de los cuales los más importantes son el grado de extensión de la enfermedad y la situación clínica de la paciente.

No existe una forma de prevenir el cáncer de ovario; sin embargo, las mujeres podrían disminuir ligeramente su riesgo evitando otros factores de riesgo, por ejemplo, mantener un peso saludable, evitar fumar, hacer ejercicio de manera regular, entre otras.

Los comentarios están cerrados.

  • Centro Médico San Lucas

    Urquiza 513
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Teléfono:
    (03446) 430500 / 423747
    Turnos WhatsApp
    (3446) 639204

     

  • AMP

    25 de Mayo 528
    Gualeguaychú, Entre Ríos
    CP 2820
    Emergencias:
    (03446) 433133

  • Mapa